La importancia de optimizar las imágenes para web

 
 

Ya sea su portal web corporativo o un blog, seguro que su web tiene una gran cantidad de imágenes para mantener la atención de los usuarios. Y si además sigue las tendencias de diseño actuales, cada vez las imágenes serán más grandes. Pero, si estamos en la época de la banda ancha, ¿por qué debería preocuparse entonces por el tamaño de las imágenes? por tres sencillas razones:

La navegación móvil. Con datos de 2013, la navegación móvil supone un 17,4% de la navegación total, y la tendencia es a aumentar. Desgraciadamente la velocidad de las redes 3G o incluso 4G no puede equipararse con la banda ancha que tenemos en casa, los usuarios móviles agradecerán que la web no tarde demasiado en cargar.

No perder usuarios. Una web lenta y pesada es sinónimo de un porcentaje de rebote muy alto, y por supuesto no es lo deseado. No haga esperar a los usuarios y optimice el tiempo de carga la web.

Posicionamiento SEO. Google dispone de un tiempo limitado para rastrear su web, por lo que cuanto menos pese, más páginas podrá rastrear y tendrás más posibilidades de posicionarse mejor, ya que además ahora sabemos que Google da mucha importancia a la velocidad de carga entre sus factores de posicionamiento.

Selección de formatos

Lo primero es saber elegir el formato de imagen adecuado a sus necesidades. Seguramente alguna vez se ha preguntado cuál es la diferencia entre un jpg, un png o un gif.

.GIF
Un formato obsoleto, prácticamente solo se utiliza ya para imágenes animadas.

.PNG
El sustituto de Gif, porque también permite transparencia. Es ideal para imágenes planas o con grandes espacios blancos, como capturas de pantalla, logotipos, etc. PNG es un formato de imagen sin pérdidas, por lo que aunque no reduce tanto el tamaño como el JPG, la calidad siempre será mayor.

.JPG
Ideal para fotografías con detalles y muchos colores. Es un formato de compresión con pérdidas, es decir, que pierde calidad para reducir el tamaño, y con ello pierde nitidez, por lo que pueden aparecer aberraciones cromáticas en determinadas zonas.

RESUMEN: En general se recomienda usar PNG para todas las imágenes que componen nuestra web (logotipos, iconos, botones, etc.) y JPG sólo para las fotografías, sobre todo las grandes.

Además de estos formatos, cada vez es más normal utilizar formatos vectoriales (.EPS o .SVG) para logotipos e iconos, ya que son totalmente escalables a todas las resoluciones.

Fuente: 40defiebre.com

 
Compartir en
 
Comentarios